Facebook

Mercado Medieval (Murcia 2016)

Estamos de estreno. Inauguro mi blog con este post. De momento, de mí os cuento poca cosa, ¡iremos poco a poco! De momento os diré que me llamo Yaiza, y que tengo dos hijos que se están riendo de mí por hacerme “blogera”.

En el blog os hablaré, cuando haya peticiones, del tema que os apetezca, pero de momento os voy a contar mis anécdotas mejores de los Mercados Medievales a los que voy. Me parece interesante que sepáis lo que pasamos los que nos dedicamos a vender en la calle. Hay momentos muy buenos y momentos muy malos. Los buenos siempre son gracias a la gente. Los malos son culpa de inclemencias como el tiempo, la salud… y de algunos (pocos, gracias a Dios) que no se merecen la denominación de persona, que haberlos háilos.

Y mi primera entrada se la dedico al grupo “A.C. VENT MEDITERRANI”, que nos deleitó con su magnífica música y nos animó el ambiente durante los tres días que duró el Mercado. Un beso para vosotros, que sois geniales.

Llegamos a Murcia a las diez de la noche, después de ocho horas de carretera. Toca hacer fila y esperar tu turno para que te asignen puesto. Cuando por fin lo logras, pelearte por que te dejen pasar la furgoneta para poder descargar. Todos a la vez, claro. Cuando llegué a mi sitio, las doce de la noche, y todo sin haber si quiera cenado. Tres horitas de montaje y una petición especial del organizador, de que estemos en los puestos a las once de la mañana, con la ropa adecuada y bien aseados. ¡Ay, la ducha! A ingeniártelas toca. Yo, por si acaso, siempre llevo en la furgo de esas esponjas jabonosas que siempre te sacan del apuro. Os describiría el show, pero creo que no hace falta. Lo dejo a la libre imaginación del público. ¡Eso sí! Siempre busco la manera de ducharme. A veces, en algunos hostales, por 3€ te dejan pasar a una habitación a ducharte; otras veces, en el Polideportivo Municipal; en verano, en alguna piscina… Y lo más curioso de todo, en los sitios donde hay Albergues de peregrinos, no nos dejan pasar porque no somos clientes. En cuanto ven que vienes del Mercado Medieval, persona non grata para darte una simple ducha, porque se lo manchamos todo… ¡Anda, que me gustaría a mí ver cómo llegan los peregrinos después de una caminata de muchos kilómetros bajo el sol!

Avisaros que estoy siendo muy comedida, porque cuando me suelto, no tengo pelos en la lengua. Ya habrá tiempo para todo.

Y alguno se preguntará ¿y cómo es la ducha lo que más hecha de menos? Pues sí, amigos, y os diré por qué: con mis hijos y mi madre hablo por teléfono todos los días, por lo tanto, descartados. Comer, también comes. Y lo de ir al baño… Ese era mi trauma antes, pero ahora tengo un baño portátil en mi furgoneta que se ha convertido en mi mejor amigo de viajes. Por cierto, lo compré en la web de “mi casa con ruedas”, que son fantásticos y te asesoran muy bien. Que sepáis que lo de ir al baño resultaba traumático, pues en la mayoría de los bares de la localidad a la que vayas, te ponen un cartel enorme, que lo podían emplear para poner bien los precios, con la leyenda “SÓLO PARA CLIENTES DEL BAR”. Y claro, ya te cortas. Mi marido no, pero yo sí. Por no hablar de las noches, que encima están cerrados. Hemos tenido que usar todos los métodos que os podáis imaginar, dependiendo de la necesidad: bolsas, botellas, cubo… Dejemos lo ahí. Y me estoy saliendo del tema. Vamos de nuevo a Murcia.

Primera noche, todo tranquilo. Segunda noche, con guardia de seguridad incluido, hacia el amanecer, sobre las siete de la mañana, uno llamando al guardia porque le habían intentado robar en el puesto. Resulta que era un puesto que vendía plata (que está casi más cara que el oro), le abrieron las telas y se encontraron con el dueño dentro durmiendo. Pero no creáis que se cortaron un pelo, le pidieron disculpas y salieron corriendo. Lo malo es que ya habían desvalijado otro par de puestos; por cierto, uno de ellos de cuencos aromáticos ¡Se ve que a éstas tampoco las dejaban entrar en el albergue a ducharse!

Por lo demás, todo en orden. Buena gente, buena animación… y muy buenos compañeros. Conocí gente nueva, con la que no había trabajado nunca, y conectamos muy bien. Además tuve la gran suerte de estar con mis dos mejores amigos de faenas y pudimos colocarnos juntos, así es que imaginaros el ambiente. Desde aquí mando un gran saludo a esa parejita de novatos de Murcia, que les deseo lo mejor, y a la que vende las cremas de aloe vera, que son buenísimas. Bueno, y me olvidaba del que hace los helados artesanales, que se le puso mala su mujer y aun así aguantaron hasta el final (uno de esos momentos malos que nos toca pasar a veces).

En cuanto al público, podría contaros muchas cosas, pero me quedo con las siguientes historias:

-HISTORIAS PARA NO DORMIR: Hablando con una pareja sobre películas, acabamos hablando de fantasmas. ¡Como lo oís!. Se me ponía la carne de gallina. Imaginaros un chico de 1,9 cm. de alto, cachas, y una pinta de duro increíble. Pues trabajando de guardia jurado por la noche, no os voy a decir dónde, porque no quiso salir en “Cuarto Milenio”  a contarlo (que sí compañeros suyos) y respeto su intimidad, le pasaron cosas tan increíbles que aguantó sólo tres meses, y es el que más ha durado hasta ahora. Me comentó que él era agnóstico total para estos temas, pero que este trabajo le había cambiado la vida. En la entrevista de trabajo, al parecer, el director le preguntó que si creía en fantasmas y él se echó a reír. El director tan contento, pensando que había encontrado al definitivo. Pero se ve que los fantasmas son muy puñeteros, y hasta que no lograron echarlo, no pararon. Al principio se le aparecían espectros delante de su cara y le chillaban, y él se reía y los mandaba a la mierda. Entonces fueron aumentando el nivel de terror (libros apilados de golpe delante de él, pasillos que no acababan nunca…) hasta el punto de que los últimos quince días de trabajo se escondía debajo de una mesa y rezaba para que la noche pasara rápido. Dice que no es que ahora crea en estas cosas, pero reconoce que algo hay. Fue a ver el estreno de “El bosque de los suicidios” y por primera una película de terror le impresionó. Pero que quede constancia de que él sigue siendo un valiente.

-EL ALMA DE LOS PERROS: Otro chico se puso a hablar de animales, pues llevaba un perro que captó mi atención ( a mí me encantan los animales), Y la cosa fue normal, lo típico, yo le contaba anécdotas de mis animales y él de los suyos, Pero de pronto la conversación cogió un cariz un tanto extraño y, cuando quise darme cuenta, me estaba hablando del alma de los perros. Resumiendo, me dijo que los perros vivían menos que los hombres, porque nos daban tanto de ellos que se les consumía la energía. Ahí dejo el comentario para que cada cual opine lo que quiera. Y que nadie se ofenda, por favor, porque sólo quiero compartir con vosotros mis experiencias. Y yo amo a los animales: tengo un erizo, un gato y una tortuga. Y viven mejor que yo.

-¿TIENES UN CRANEO HUMANO?: Ni uno, ni dos, ni tres. Siete personas me preguntaron que si tenía algún cráneo humano. Yo alucinaba a cuadros. Y que conste que no les pude vender uno porque me imagino que no lo quisieran vivo y con cuerpo, si no, hasta me podía haber planteado venderles a mi marido. ¡Qué mentalidad macabra puede querer eso! No me atreví a preguntarles para qué lo querían, pero médicos no eran, os lo garantizo.

-DANDO LA NOTA: Siempre hay una persona que la da, y con do de pecho incluido. Esta vez le tocó a un compañero que se dedica a leer el tarot. Llegó, plantó la furgoneta en el hueco donde tenía que montar el puesto, y desapareció. Total, que mi amigo no podía montar su puesto, porque el morro de la furgo invadía su espacio. Le localizó el organizador, llegó y se puso morugo con que él no la movía, porque la tenía en su sitio y no tenía por qué hacerlo… Solución, le tocó al organizador mover todas las furgonetas de los que estábamos montando, y entonces, sólo entonces, movió la suya. Tercermundista y sin comentarios.

Por último quiero deciros que ese Mercado lo organizaba ARLEKIN, y desde aquí un besazo para Obdulia, que batalla y hace todo lo que puede para que todo salga bien, y nosotros sólo le ponemos quejas, pero nunca le damos las gracias por su esfuerzo. Son unos organizadores distintos, pues nos tratan como si fuéramos hijos. Es la primera vez que trabajo con ellos, y me han sorprendido gratamente. De verdad, gracias por todo.

Y por hoy ya me despido, porque para ser el estreno creo que me he pasado. Espero que sigamos compartiendo más momentos y que os diviertan. Esa es mi finalidad.

« Regresar

TeléfonosTeléfonos

Recomendar a Redes SocialesRecomiéndanos


Facebook   Twitter  Google+  Pinterest 

HorariosHorarios

Horario:

Lunes a Viernes
10.00 a 14.00 y 17.00 a 20.00 Horas

Otra información de la empresa a destacarOtra información

  • PERSONALIZACIÓN DE CHAPAS E IMANES
  • Máxima calidad
  • Revisamos tus diseños
  • Entrega Exprés
  • 14 días para devolución de compras
  • Envíos GRATIS a partir de 50€. Pedidos Inferiores 6,00€ de Transporte GLS
Pomona Personalizaciones | 2020
 Aviso Legal  Política de cookies

Carretera Carrascal Km 3,5 49027 Zamora (España)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios. Si continuas navegando, se entiende que aceptas su uso. Dispones de más información sobre Cookies si pulsas en botón *. Leer más

Continuar